Fisioterapia en la tercera edad.

En la actualidad, todo lo que rodea al campo del envejecimiento saludable, ha pasado a un primer plano, estamos inmersos en un proceso de cambio en busca de un envejecimiento sostenible y de calidad para la persona y para los Estados. El cuidado de la alimentación, el ejercicio, un estilo de vida saludable... empiezan a calar poco a poco en una sociedad que paga los efectos del sedentarismo, la mala alimentación y el ritmo de vida acelerado. 

Indagando un poco en cuanto a la evolución  demográfica en España, cabe mencionar que ha sufrido un gran cambio a lo largo del siglo pasado. En términos generales se ha duplicado la población general, la de mayores de 65 años se multiplicó por 7 y la de octogenarios por 13. Pasando de tener un 11,24% de personas mayores de 65 años en 1981 al 16,86% en el año 2000 (Morley 2004). Las previsiones para la primera mitad del siglo no sólo no modifican la tendencia, si no que la confirman, situando el porcentaje de mayores de 65 años en un 20% en el año 2021 (Morley 2004).

Esto nos convertiría en el país con mayor porcentaje de persones mayores a nivel mundial en la primera mitad del siglo XXI

La fragilidad, y las consecuentes caídas, son una de las principales causas de la pérdida de funcionalidad y de calidad de vida en personas de la tercera edad. Esta pérdida de independencia funcional contribuye también a la aparición y/o agravamiento de otras patologías propias de esta franja de edad (patologías metabólicas, cardíacas, etc.). Ante lo expuesto anteriormente, la fisioterapia y el ejercicio se posicionan como una herramientas útiles para prevenir y tratar la fragilidad; reduciendo el riesgo de caídas y mejorar la funcionalidad..

Es cada vez más importante cómo llegamos a esa última franja de edad, y no solo llegar a ella.

En ITMOCÍNICA conscientes de los problemas que puede acarrear un envejecimiento poco saludable, ponemos a disposición de nuestros pacientes un servicio donde poder evaluar su estado actual y guiarles en el proceso de mejora. Basando nuestra intervención en tres pilares fundamentales: EL EQUILIBRIO, LA FUERZA Y LA MOVILIDAD. Cuyo desarrollo dota a la persona de mayor capacidad para enfrentarse a su día a día (caminar, sentarse y levantarse, subir escaleras, asearse, vestirse...).

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com